Vibradores

¿Para qué quieres un vibrador?

A lo mejor piensas que es una pregunta tonta, pero es fundamental saberlo. ¿Lo usarás en pareja o sola? Hay infinidad de formas, tipos y usos. Algunos están diseñados especialmente para hacerte gozar a solas y otros para jugar con tu pareja. Yo te recomiendo que compres los dos, ya que son experiencias totalmente diferentes. ¡Un ahorro entre dos no vendría mal!

¿Qué tipo de estimulación estás buscando?

Es importante saberlo porque hay algunos especialmente enfocados en estimular tu punto G, otros que se centran en el clítoris, o algunos que dan estimulación anal y, si eres de las que busca todo en uno, existen los vibradores llamados multiorgásmicos que te harán disfrutar aún más.

¿Qué material es recomendable?

La silicona es el material preferido de los expertos, especialmente la silicona de calidad médica, ya que transmite bien las vibraciones, no es porosa y es muy fácil de limpiar con agua y jabón o con algún producto específico. Sus componentes son saludables y, lo más importante, son seguros para tu cuerpo. Otra opción serían los plásticos duros ya que también son fáciles de limpiar. Evita los vibradores que estén hechos de goma.

¿Qué diseño comprar?

Al momento de decidirte por un vibrador es muy importante que compres uno que sea visualmente atractivo, agradable a la vista. En pocas palabras, que no sólo te guste sino que te encante, ya que se convertirá en tu nuevo amante. Revisa bien todos los modelos, ya que existen miles de formas, tamaños y colores que pueden llenar tus expectativas… ¡y algo más!

¿El tamaño importa?

Pues sí, el tamaño y el diseño del vibrador sí importan, debes sentirte cómoda con él, sin que te moleste, o también puede ser lo suficientemente discreto como para poder llevarlo a dónde tú quieras, ya que la idea es que se convierta en tu acompañante inseparable.

¿Cómo uso las velocidades?

Generalmente los vibradores cuentan con distintas velocidades, para que los adaptes a tu ritmo. Cuando empiezas en esto es muy común utilizar las velocidades más bajas, pero estas irán subiendo de acuerdo a tus nuevas necesidades, así que piensa en el futuro y no tomes decisiones a la ligera.

¿Qué tan ruidoso lo quieres?

Es muy importante tener en cuenta el volumen o ruido que produce un vibrador. Pregunta en tu tienda de confianza por este detalle, ya que hay unos que hacen un poco de ruido y otros que no tanto. Vital sobre todo si piensas usarlos en lugares públicos, a menos que la que haga más “ruido” seas tú.

¿Cuánto te va a costar?

Pues bien, existen vibradores de todos los precios. El chiste aquí es comprar uno que se ajuste a tus finanzas y por supuesto a tus gustos. La verdad, es preferible ahorrar un poquito –y hasta comer menos- y comprar uno de bueno calidad. Recuerda que lo barato sale caro.

Mostrando 1–12 de 41 resultados

X